3 tipo de Meditación con Cuencos

Meditar con cuencos es una manera sencilla de acceder a la meditación, dándonos un foco en el sonido y en la acción de frotar la baqueta.

La meditación con cuencos de cualquier materialidad es una práctica muy enriquecedora y facilita mucho lograr estados meditativos o de tranquilidad, es importante elegir un cuenco liviano para tu mano y de la tonalidad que quieras trabajar (según chakra).

Meditación Activa con Cuencos

Consiste en frotar con la baqueta al cuenco tibetano, con movimientos circulares y sostener ese movimiento por un tiempo determinado, idealmente 10 a 15 minutos.

¿Cómo lo hacemos?
Nos ponemos en una posición cómoda sentado en el suelo, luego tomar el cuenco con la mano izquierda y la baqueta con la derecha, luego de esto comenzar a frotar el cuenco con la baqueta hasta que se genere un sonido, mantener el movimiento circular constante y suave, cerrar los ojos y continuar frotando el cuenco con movimientos circulares, a favor de las manecillas del reloj, hacer esto 10 a 15 minutos sin parar, respirando profundamente.

Meditación Pasiva con 1 Cuenco (Sonoterapia)

La meditación pasiva con cuencos se trata de escuchar, de concentrarse en la respiración y entregarse al sonido. Esta meditación puede ser escuchándola con auriculares o si alguien nos ofrece la sonoterapia. Al igual que cualquier meditación el foco es en la respiración y en sostener la postura.

Viaje sonoro (Sonoterapia)

Los viajes sonoros por lo general son grupales, donde un sonoterapeuta ofrece un paseo por distintos instrumentos sonoros, entre ellos los cuencos tibetanos y cuencos de cuarzo. Para estos viajes se recomienda estar recostados de espaldas en un mat de yoga, abrigarse si hace frío y con la respiración profunda y suave internarse en el viaje de los sonidos.

Estos viajes sonoros son muy profundos, y muchas veces puedes caer en el sueño y dormirte, esto está super bien, pero te recomiendo quedarte en ese estado entre la vigilia y el sueño, en ese lugar podrás ver imagenes almacenadas en tu mente o imaginación, en este estado te recomiendo buscar intensión y preguntarle al universo lo que quieras.

¿Te gustan estos contenidos?

Recibe estos contenidos en tu correo, rellenando el formulario

MÁS DEL BLOG TODOVIBRA